fbpx

Cadillac experimenta con tecnología que pueda hablar con los semáforos

Cadillac experimenta con tecnología que pueda hablar con los semáforos

Cadillac ya tiene comunicaciones de “vehículo a vehículo” (V2V) instaladas en su último sedán de lujo CTS. Pero pronto sus coches hablarán más que solo entre ellos.

Cadillac está desarrollando un sistema de “vehículo a infraestructura” (V2I), por lo que sus vehículos podrán recibir mensajes de la “infraestructura” local (semáforos, barreras, señales, etc).

En este momento, se limita a dos semáforos fuera del Centro Técnico Warren de GM en Michigan. El trabajo se realiza en colaboración con el Departamento de Transporte de Michigan y el Departamento de Caminos del Condado de Macomb.

Resumiendo esta nueva tecnología, los semáforos pueden predecir y avisar cuando un vehículo podría tener un problema con un semáforo que va a ponerse en rojo en función de su velocidad actual.

Seguro que alguna vez se ha encontrado con una luz amarilla que le obligó a pisar bruscamente los frenos o a dar un acelerón indebido ;), eso es lo que está tratando de evitar Cadillac. Una advertencia que permitirá al conductor saber antes de tiempo para comenzar a ralentizar o acelerar un poco, lo que podría perfectamente evitar un accidente antes de que suceda.

Por supuesto, enviar y recibir datos como este podría ser una preocupación para la “privacidad”, pero Cadillac asegura que esto no será un problema. Los datos que se envían no identifican el vehículo de ninguna manera, ya sea el VIN del coche o su número de registro. Cadillac también afirma que las señales inalámbricas no podrán ser interferidas, gracias al cifrado que utiliza.

Cadillac ya tiene su sistema V2V instalado en el 2017 CTS sedán. Usando el GPS y las comunicaciones dedicadas de corto alcance, los vehículos pueden enviar y recibir mensajes de otros coches hasta 1.000 pies (304,8 m.) de distancia. Con esto puede recibir información de cuando el tráfico de la carretera se detiene, o si un coche cercano ha tenido un accidente.

Por el momento esta tecnología, dentro de EEUU, solo puede usarse en el estado de Nevada, pero es probable que se amplíe a otros mercados debido a su gran utilidad.

 

Fuente: Road Show

No hay comentarios.

DEJANOS TU COMENTARIO

Borrar todos los campos