fbpx

El 2016 Lincoln MKC muestra su lado Ford, pero no se deja emocionar

El 2016 Lincoln MKC muestra su lado Ford, pero no se deja emocionarhttps://www.cochesusa.com/wp-content/uploads/2016/04/lincoln-mkc-front.jpg

El resultado final de los recientes esfuerzos de renovación de imagen de Lincoln está ligada en gran medida al éxito del MKC, y su entrada en un mercado cada vez más popular de los SUV crossover pequeños.

Este no es Lincoln de tu abuelo.

No quiere decir, por supuesto, que tu querido abuelo, de más edad, no tenga un gusto excepcional pot los automóviles, sino queremos decir que el Lincoln de hoy en día no es en absoluto lo que solían ser.

Lincoln ha estado en modo de reconstrucción completa de los últimos años. Lo que comenzó con el precioso sedán MKZ (aunque un poco Ford Fusion)  ha dado lugar a un nuevo par de SUVs, cómodos, tranquilos y elegantes.

lincoln-mkc-profile

Una nueva parrilla corporativa, trae de vuelta una señal de identificación de la marca como sedán icónico, y es capaz de dejar en estado de sock de todos sus compañeros en el Auto Show de Nueva York con una gran  SUV azul, con puertas alas de gaviota, que marca la reaparición de Lincoln.

El ancla de este resurgimiento, aunque no lo crean, no será el Continental o Navigator sin embargo. Viene en un paquete mucho más pequeño, más modesto. Estoy hablando, por supuesto, de la MKC, un vehículo de entrada, bonito y competitivo en un segmento en auge como es el del pequeño crossover de lujo.

Lincoln nos prestó un MKC para la semana, y después de varios cientos de millas, se le puede dar una respuesta definitiva: que es bastante bueno.

¿Por que es bastante bueno?

El MKC es un producto totalmente nuevo para Lincoln, y se basa en la misma plataforma  Ford  del Escape (Kuga de diseño europeo). Con un motor turbo de 2.0 litros – o 2.3 litros Ecoboost del nuevo Mustang con niveles de acabado superiores – es el primer SUV en su clase con sólo 4 cilindros. Audi, BMW, Mercedes y todavía ofrecen opciones más grandes, pero Lincoln se contenta con seguir con la turboalimentación.

El resultado, son 285-caballos con solo 2.3 litros, no es malo en absoluto. El MKC no malgasta la energía cuando no es necesario, y continua contando con una excelente tecnología, por ejemplo para amortiguar el sonido en el interior algo que valoran todos los compradores.

La transmisión, es un poco más de la vieja escuela: una automática de 6 velocidades.

A medida que más y más fabricantes de automóviles cambian a los automáticos con más marchas, el cambio se pone más impreciso, y la recompensa, de una mayor economía de combustible, es insignificante en la mayoría de los casos.

Sin embargo esto no quiere decir que este Lincoln no reclame un consumo combinado de media de 21 millas por galón, es decir 11.2 L/100km  (18 ciudad / 26 en carretera) (13l./9l.), que, mientras los vehículos de lujo no necesariamente se espere que sean los coches más verdes de la carretera, es ciertamente notable.

Cuenta con un pequeño depósito de combustible, y, de repente a 700 millas (1.120kms.) de conducción se convierte en 3 paradas para repostar . Eso es un poco molesto, se mire cómo se mire.

2016-lincoln-mkc

El chasis es rígido, pero la suspensión se ha configurado para que aunque trasmite las irregularidades del terreno no lleguen a molestar. El tacto de la dirección es más suave, pero aún lo suficientemente “pesada” que sienta que en realidad tiene el control la dirección del coche, en todo momento.

El resultado final es la conducción y manejo muy flexible y cómoda para un vehículo de lujo, pero le da la confianza en las curvas.

Soy personalmente un fan de la parrilla de ala dividida de Lincoln, y mientras llega la nueva cara de la marca, que se encuentra en el Continental no es nada fea, auque es un poco menos distintiva. Con el MKC, Lincoln ha elaborado un cruce, bien proporcionado que llama la atención lo suficiente como para “hacer girar” algunas cabezas sin ser demasiado impetuoso. Y sí, realmente comprobamos que varias personas estiraban el cuello para mirar a un Lincoln.

Por lo tanto, se conduce bien y se ve bien, pero como se habrán dado cuenta, el mayor punto a tener en cuenta en la venta de un automóvil de lujo, es el interior, y aquí es donde Lincoln comienza a mostrar su cara Ford. Aunque menos perceptible en el MKX, hay una gran cantidad de material compartido con el MKC, hasta los mismos materiales que toque en casi todas las superficies.

Los asientos son cómodos y el cuero es genuino, pero son los pequeños detalles los que le recuerdan que este coche nace de abajo hacia arriba, y no al revés.

Afortunadamente, sentados podemos ver en la pantalla, directamente a la derecha de la palanca de cambios,  una versión completamente nueva de gran parte del sistema de información y entretenimiento SYNC de Ford.

No es perfecto, pero el SYNC 3 es mucho más fácil de usar que la versión anterior, con una disposición de diseño nítido y controles fáciles de navegar.

2016-lincoln-mkc (1)

Si opta por versiones superiores del MKC, obtendrá la navegación, radio por satelite, características de seguridad activa, control de crucero automático, asientos con calefacción y refrigeración, iluminación ambiental, y la asistencia de estacionamiento activa, que probamos en Manhattan con relativo éxito . El coche era capaz de aparcar por sí  soloen un lugar un poco apretado con facilidad – y con un mínimo de “bocinazos” de los taxis detrás de mí esperando para pasar.

2016-lincoln-mkc (2)

Por lo tanto, si realmente quiere comprar  algo genuino Americano y tienen un gusto por las cosas buenas, este Lincoln es una opción sólida.

Esto es, por supuesto, si está dispuesto a pagar un precio europeo por un coche americano. Nuestra MKC entró en la friolera de $ 50.695, y si bien no incluyen casi todas las campañas y descuentos disponibles, el MKC se quedará cercano a esta cifra.

lincoln-mkc-back

Fuente: NYdailynews por BRIAN LEON

No hay comentarios.

DEJANOS TU COMENTARIO

Borrar todos los campos